Blogia
cristormor

Apotemnofilia (o la integridad es no estar completo)

Apotemnofilia (o la integridad es no estar completo)

Estamos ante una de las manifestaciones de malestar psíquico más extrañas de los últimos tiempos pero su incidencia, según algunos expertos, parece ascender y el interés por ella también.

Bajo la denominación “apotemnofilia”, término acuñado en 1977 por Money, se describe a personas que comparten el deseo inconfesado de que se les ampute algún miembro de su cuerpo.
Muchos saben, no sólo cual, sino el nivel exacto de amputación que desean –habitualmente la pierna izquierda por encima de la rodilla–.

Se trata de una parte perfectamente sana del cuerpo pero percibida por ellos como ajena o incongruente con su imagen corporal. Unos pocos han conseguido que un cirujano hiciera el trabajo en un quirófano, algunos han llegado a extremos como introducir durante horas su pierna en hielo, a dispararse o a poner la pierna en las vías del tren y la cirugía ha hecho el resto; otros han acudido a un sórdido “mercado negro” donde han logrado su amputación o han encontrado la muerte; la mayoría siguen viviendo en conflicto con su cuerpo. Quienes lo han conseguido por uno u otro método dicen que su tormento ha terminado y no se arrepienten. Hasta entonces han convivido con un miembro que experimentaban como un impedimento para sentir su cuerpo como un todo. La paradoja del “menos es más”. Estas personas se ven a sí mismas con un miembro amputado más completas, más capaces.

Consideran que su sufrimiento se debe tanto al hecho de tener un deseo insatisfecho, como a verse obligados a vivir en un cuerpo que no les corresponde y defienden la cirugía como tratamiento. Hay quien les apoya.

En definitiva, estamos ante un trastorno, de etiología aún desconocida, que difícilmente nos deja indiferentes...

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres